¡CUIDADO!… Las extensiones necesitan de tus mimos, si vas con ellas a la piscina o a la playa.

PISCINA: El cloro de las piscinas es el peor enemigo de las extensiones.

  • En las de queratina, hace que se reblandezcan y por eso se acaban cayendo.
  • En las adhesivas, el cloro hace que pierden su adherencia, además de dañar y resecar nuestro cabello.

Entonces, ¿cómo debemos actuar?

SOLUCIÓN: Evita sumergirte en exceso y cuando lo hagas aclara tu pelo en la ducha inmediatamente.

Piscina: Evita sumergirte en exceso y cuando lo hagas aclara tu pelo en la ducha inmediatamente.

En la piscina, evita sumergirte en exceso y cuando lo hagas aclara tu pelo en la ducha inmediatamente.

 

PLAYA: La sal del agua del mar, junto con el sol, es el otro de sus peores enemigos.

  • Las extensiones de queratina y las adhesivas, con el contacto continuo con el agua se reblandecen y pierden adherencia

Y entonces, ¿qué hago este verano?

SOLUCIÓN: Aplicarnos una mascarilla (atención: después de su aplicación, deberemos aclararla) o bien aplicar unas gotas de serum cada vez que vayamos al agua.
Cualquiera de estas 2 soluciones son ideales para protegerlas.

Playa: Aplicarnos una mascarilla o bien aplicar unas gotas de serum cada vez que vayamos al agua.

En la playa, aplicate una mascarilla o bien unas gotas de serum, cada vez que vayas al agua.

Y recuerda que con el sol, tanto en la playa como en piscinas, debes hidratar bien tu cabello para que no sufra, pero nunca en la unión de la extensión con tu pelo (queratina o adhesivo), y tendrás un bonito pelo durante todo el verano.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *